El 14 de febrero o San Valentín es ese día del año que genera tanta controversia y que divide al mundo entre los que viven enamorados del amor y todos los cínicos que detestan las muestras de cariño y afecto vía regalos porque entienden que se trafica con el amor.

Pero también hay muchas personas que odian San Valentín porque, quizá, vivan sumidos en el rencor hacia alguno o alguna de sus ex; para ellos y ellas existe el regalo perfecto…

Si eres de los que detestan las rosas, los bombones, las cenas a la luz de las velas, las declaraciones cursis de película americana, si nunca dibujaste un corazón en alguna pared o has tenido una experiencia tormentosa sumido en una relación sentimental de la que saliste perjudicado, lee atentamente.

El zoológico “El Paso” de Texas pone a disposición de quien lo desee la oportunidad de realizar un regalo que es como un dardo envenenado.

“Esta es una forma divertida de involucrar a la comunidad en nuestras actividades diarias de enriquecimiento además, a los suricatas les encanta comer cucarachas como bocadillo y qué mejor manera de celebrar el Día de San Valentín que dándoles unas cuantas con nombres de ex”, explica Sarah Borrego, la coordinadora de eventos del zoológico de El Paso.

El centro de conservación Hemsley en Kent y el zoológico del Bronx oferta evetos parecidos.

Vivir con odio y rencor es contraproducente, pero bueno, tener un poco de sentido del humor (negro) no le hace daño a nadie y, siempre será más sano y menos dañino mantener la cadena alimenticia de nuestro ecosistema activa que, por ejemplo, practicar vudú.

Aunque, irremediablemente, se nos vengan algunos nombres a la cabeza, optamos por vivir y dejar vivir, a las cucarachas en este caso.

Fuente: Cultura Inquieta

 

Comments

comments