l presidente Andrés Manuel López Obrador descartó un conflicto de interés en la designación de Yasmín Esquivel Mossa como ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), a pesar de los cuestionamientos por la cercanía de su esposo, el ingeniero José María Riobóo, con su gobierno.

“No tiene ningún cargo aquí y sí me ha ayudado mucho. Es un ingeniero con mucha capacidad, profesional. Es de los mejores estructuristas del país, independientemente de si gusta o no gusta, si cae bien o no cae bien. Yo lo conozco porque hizo el proyecto de los segundos pisos”, dijo esta mañana en su conferencia matutina.

López Obrador destacó la trayectoria de Esquivel Mossa como magistrada y aseguró que se terminaron los tiempos en los que el presidente daba línea al Senado en los nombramientos.

“A nadie le digo vas a estar en la terna y eres mi preferida, mi preferido y habla con tal senador que él te va a ayudar”, aseguró el presidente.

Afirmó que los senadores de Morena votaron libremente, aunque reconoció que en el grupo parlamentario hubo una elección previa en la que decidieron impulsar en bloque a Esquivel Mossa sin que fuera obligatorio.

“Quiero decirles también, porque hay la idea de que el poder de los poderes es el ejecutivo, no hay línea”, añadió.

Este martes, el Senado eligió a Yasmín Esquivel Mossa para sustituir a la ministra en retiro Margarita Luna Ramos, luego de una votación por cédula en la urna, pese a los señalamientos de un posible conflicto de interés al ser esposa de Rioboó, encargado del plan maestro para el aeropuerto de Santa Lucía.

Fuente: Proceso

Comments

comments