El PIB en dólares disminuyó 34.3% anualizado a un nivel de 19.41 billones, mientras que en el primer trimestre se redujo 3.4% o 186 mil 300 millones, informó la Oficina de Análisis Económico.

El PIB de Estados Unidos colapsó en el segundo trimestre al registrar una caída de 32.9%, según estimación anticipada de la Oficina de Análisis Económico (BEA, por sus siglas en inglés), luego de una contracción de 5% en el primer trimestre.

La caída corresponde a un retroceso de 9.5% expresado en los términos empleados por el INEGI, que compara el indicador actual con el del mismo lapso de un año antes, mientras que la oficina de estadística de Estados Unidos amplifica el resultado de una parte del año a todo el año.

La Oficina de Análisis Económico añadió que “el PIB actual en dólares disminuyó 34.3%, o 2.15 billones en el segundo trimestre a un nivel de 19.41 billones. En el primer trimestre, el PIB disminuyó 3.4% o 186 mil 300 millones”.

La cifra mejoró ligeramente respecto de la expectativa del consenso, que era de -35%, pero es la peor del registro, que data de 1945, señaló un análisis de Monex.

La oficina de estadística añadió que la caída respondió a disminuciones en varios renglones, como los gastos de consumo personal, exportaciones, inversión de inventario privado, inversión fija no residencial, inversión fija residencial y gasto del gobierno estatal y local, lo cual fue parcialmente compensados ​​por un aumento en el gasto del gobierno federal.

En materia de disminución en los gastos de consumo personal la caída reflejó la reducción en los servicios, liderados por la atención médica, y los bienes, liderados por la ropa y el calzado, en tanto que la disminución en los bienes enviados al exterior estuvo liderada por bienes de capital, esto es, maquinaria y equipo.

La Oficina de Análisis Económico indicó que la disminución en la inversión de inventarios privados se refiere a un retroceso en el comercio minorista, liderado por concesionarios de automóviles.

En tanto que la baja en la inversión fija no residencial está relacionada con distintos equipos, al frente de los cuales están los equipos de transporte, mientras que la contracción en la inversión residencial fue el reflejo sobre todo de una disminución en las nuevas viviendas unifamiliares.

Monex considera que los riesgos de la economía estadounidense están cargados a la baja y que la caída en 2020 será cercana a 7.5%, luego de señalar que las pérdidas del trimestre se mitigaron por la inyección de estímulos cuantiosos que protegieron al consumo y por la reapertura económica a partir de junio, pero añadió que ambos factores parecen desvanecerse a principios del tercer trimestre debido a las diferencias políticas que han evitado la renovación de los apoyos fiscales y a rebrotes de Covid-19 en algunos estados.

Fuente: Aristegui Noticias