El tren llegó a su siguiente parada con una demora de 44 minutos.

Un tren de pasajeros que cubría la ruta entre Taskent (capital de Uzbekistán) y Moscú sufrió un gran retraso en el sur de Rusia por culpa de un camello que corría por la vía ferroviaria.

El incidente ocurrió el 5 de enero en la región rusa de Astracán, cerca de la frontera entre ambos países, informa la agencia RIA Novosti. Debido a la presencia del animal, el tren llegó a su siguiente parada con una demora de 44 minutos.

En imágenes publicadas en las redes sociales se aprecia al camello avanzar delante del ferrocarril mientras el maquinista toca la bocina reiteradamente en un intento de ahuyentarlo del camino.

“Estaba corriendo a 22 kilómetros por hora, pero ahora a 13 km/h”, se escucha decir decir a uno de los autores de la grabación, quien temía que el artiodáctilo se acostara en la vía y bloqueara totalmente el paso.

Fuente: Posta