La crisis climática dejará sin hogar ni comida a estas aves.

Los pingüinos emperador, cuya marcha por los hielos de la Antártida se hizo famosa en 2006 con la película “Happy Feet”, son candidatos para la extinción a finales de este siglo si el cambio climático continúa al ritmo actual, según un estudio publicado ayer por la revista Global Change Biology.

El pingüino emperador es el más alto y pesado de todas las especies de este animal y puede alcanzar a medir los 130 centímetros.

Viven en casi medio centenar de colonias en torno a la Antártida y se calcula que hay casi 600 mil de estas aves severamente amenazadas por la crisis climática.

En 2012 la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, en inglés) traspasó el pingüino emperador de la lista de especies de menos preocupación a la de casi amenazadas.

“Si el clima global continúa calentándose al ritmo actual, esperamos que los pingüinos emperador en la Antártida experimenten una disminución del 86 por cienro  hacia el año 2100”, señaló la autora principal del estudio, Stephanie Jenouvrier. 

Fuente: Vanguardia

Comments

comments