Estrella, la muxe que fue portada de la revista Vogue México será coronada Reina de la segunda Vela con Causa “Guenda Rudi Na´ Lisaa” (dándonos la mano, en zapoteco), cuyo objetivo principal es recaudar fondos para reponer las herramientas de trabajo de esa comunidad lésbico- gay afectada por los sismos de 2017 en el Istmo de Tehuantepec.

El presidente del Colectivo Muxe, Elí Villalobos Zacarías, precisó que el objetivo de este tipo de Velas (fiestas del Istmo de Tehuantepec) es “para crear una Casa de Día en Juchitán de Zaragoza para los adultos muxes mayores ya que después de que le sirvieron a los padres, a los hermanos y a la familia cuando son mayores son abandonados, están solos y hasta despojados de sus propiedades por sus mismos parientes”.

La Vela con Causa esta programada para realizarse este próximo sábado 18 de enero en el Club de Leones de esta capital que iniciará a las cinco de la tarde con una calenda que saldrá de la Cruz de Piedra pasará en el Andador Turístico y culminará con una misa en la Catedral de Oaxaca donde la comunidad muxe entrará vestida y ataviada como istmeña, lo que confirma que han ido conquistando espacios donde antes les cerraban las puertas.

Y a las 21:00 horas se iniciará la Vela con la coronación de Estrella I, la muxe quien actualmente se encuentra filmado una película sobre su propia vida.

Villalobos Zacarías manifestó que “queremos seguir con el proyecto para que los muxes hagan bordados, comidas, bailes, peinados y todo lo que se hace en la región y ellos lo den a conocer a jóvenes y adultos y después se van a sus casas y al otro día regresar para darle una proyección internacional a esta comunidad para que siga siendo un bastión de la cultura muxe zapoteca”.

Explicó que esta es la Vela con Causa nació de la necesidad de apoyar a la comunidad muxe afectada por los sismos del 2017 donde la mayordoma fue Estrella Vásquez Guerra, quien junto con la actriz Yalitza Aparicio y la chef Abigail Mendoza son las tres oaxaqueñas que fueron portada de la revista Vogue en el 2019.

Villalobos Zacarías explicó que “fue muy difícil ver la situación precaria en la que quedaron los muxes después del terremoto porque sí fueron afectados. Después nos organizamos con la licenciada Alma López López para hacer la Vela porque en este tipo de eventos gana el de la comida, el del adorno, el de los trajes, el del maquillaje y con ello reactivar la economía y su oficio, pero además se va de la mano con la tradición”.

“En la primera Vela nos fue bien, hubo mucha respuesta y apoyó. No es un trabajo fácil ni a corto plazo. Empezamos con la entrega de víveres, materiales de trabajo, dinero en efectivo y apoyamos a 22 personas para bastidores, hilos, comíscales, telas, apoyar a estas personas que se dedican al bordado, al tejido, a la comida, al adorno y reactiven su economía”, puntualizó.

Y actualmente hay un censo de 50 adultos muxes mayores entre Juchitán, Unión Hidalgo, Ixtepec, Espinal, San Blas y Tehuantepec que requieren apoyo y que les iría muy bien con el proyecto una Casa de Día en Juchitán de Zaragoza.

Luego de resaltar que los mayordomos de la Vela con Causa son Mariuma Munira Vadillo Curioca y el Dr. César Alfonso Carrasco Ayala, insistió en que “las fiestas del istmo no solo generan alegría sino economía porque se compran listones, trajes, flores, se hacen peinados y todo reactiva la economía”.

Aunque inicialmente había un donador de terreno para iniciar la construcción de la Casa de Día finalmente no se logró por problemas jurídicos y actualmente siguen gestionado y buscando cristalizar este proyecto que sería manejado por una sociedad civil de muxes en Juchitán.

En el proyecto se pretende poner a la venta lo que ahí se expenda, como un mercado cultural con proyección internacional para apoyar a los muxes que se quedan solos, son escondidos cuando en otras épocas fueron personas alegres.

Finalmente reconoció que en el Istmo “muchos muxes sí son esperados, pedidos por las familias, pero mucho no. Los que no son aceptados tienen los problemas para terminar con una vida digna.

Reconoció que todavía hay problemas para la aceptación de los muxes y es que en el área zapoteca el muxe sirve, crea, es el que tiene dualidad personal que es considerada para muchas una gracia y para muchos una desgracia.

“Hay muchas familias que no los apoyan, que los hermanos los despojan. Estrella siempre está con su mamá, son como amigas. Se van a las fiestas pero el papá nunca le permitió ser una mujer. Tuvo una historia de violencia familiar, porque en Juchitán hay ese pensamiento de que no fuiste lo suficientemente hombre para engendrar un hombre por eso tuviste un muxe y de ahí viene el pique del machismo, de seguro tu también eres por eso tienes un hijo así”.

“Todavía hay esas situaciones. Estamos en el camino de la conquista social. Si se ha avanzado. Hay mas apertura, pueden ir a velas heterosexuales, pero hay mucho camino por recorrer”, remató.

Fuente: Pedro Matías/Página 3