La mantequilla con la que fue preparado el pollo a la parrilla que ordenó Owen fue fatal ya que sufrió un shock anafiláctico.

Lo que debió ser un día lleno de alegría terminó en tragedia para la familia de Owen Carey, quien murió durante su fiesta de cumpleaños en un restaurante de Londres.

Owen, que cumplía 18 años, murió por comer pollo a la parrilla, ya que el alimento de ocasionó una fatal reacción alérgica.

El infortunado murió en los brazos de su novia tras comer el pollo que había ordenado.

Owen siempre traía en su bolsa con una EpiPen, una dosis de epinefrina inyectable, algo que podría salvarle la vida de un shock anafiláctico, pero ese día lo dejó en su casa.

Fue imposible para los paramédicos salvarle la vida a Owen, quien era alérgico al trigo y a los lácteos.

Foto PxHere/creativecommons

La mantequilla con la que fue preparado el pollo a la parrilla que ordenó Owen fue fatal para cumpleañero, algo que no pudo evitar ya que el menú del lugar no mencionaba que el platillo era preparado con el mismo.

El menú les restaurant tiene un escrito en el cual pide a sus cliente que informen al personal sobre sus alergias, algo que al parecer Owen no mencionó al mesero.

Comments

comments