La oficina en México del Alto Comisionado hizo un llamado al gobierno para preservar la unidad de las familias.

La oficina en México del Alto Comisionado de la ONU exhortó al gobierno preservar la unidad de las familias migrantes y asegurar la no repatriación de los centroamericanos que enfrenten riesgos de persecución.

Además, pidió que se les brinde acceso a su procedimiento de asilo en caso de requerirlo, por lo que la ONU, la agencia para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la UNICEF reiteraron su compromiso en apoyar a las autoridades mexicanas a cumplir esas tareas. 

Además, se pronunciaron en contra del operativo de la Guardia Nacional para impedir el paso de migrantes centroamericanos, pues tuvo un impacto en la niñez y en las personas en situación de vulnerabilidad.

Recordaron que Mexico tiene derecho de controlar la entrada de extranjeros, pero sin el uso excesivo de la fuerza.

​Desde el 16 de enero, decenas de migrantes centroamericanos, en su mayoría de Honduras, llegaron a la frontera entre México y Guatemala en busca de llegar a Estados Unidos. 

Ayer, elementos de la Guardia Nacional iniciaron un operativo en Chiapas para impedir que los cerca de mil migrantes que lograron ingresar al país, a través del Río Suchiate, siguieran su camino a Tapachula. 

Sin embargo, cuando los migrantes llegaron a la zona del cerco, los agentes presuntamente lanzaron gas lacrimógeno, lo que ocasionó que se dispersaran.

Además, una comisión de la caravana migrante envió una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador en la que se comprometieron a mantener el orden en caso de que se les permita el paso por el puente Rodolfo Robles, que conecta las ciudades de Tecún Umán, Guatemala, con Ciudad Hidalgo, México. 

De acuerdo con el Presidente la presencia de los elementos de la Guardia Nacional es para hacer respetar la ley, pero aseguró que no se violarán los derechos humanos y se dará acceso a los programas sociales y bolsa de trabajo.

Fuente: Milenio