El titular de la Profeco, Ricardo Seffield, llamo a las empresas a que informen al consumidor sobre este ingrediente por el riesgo que implica para la salud.

Las galletas saladas también tienen alto contenido de fructuosa, advirtió Ricardo Seffield, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Durante la conferencia de prensa realizada por el anuncio del próximo Buen Fin, titular de la Profeco advirtió sobre el riesgo que implica para la salud de las personas el consumir productos con jarabe de maíz de alta fructuosa que utilizan incluso hasta en las galletas saladas.

Sheffiel mencionó que el jarabe de fructuosa que se consume en México es de maíz proveniente de Estados Unidos, y que si bien, no está prohibido, las empresas del sector alimenticio deben alertar a los consumidores que la utilizan como ingrediente, por el riesgo de que podría implicar para la salud.

“Resulta increíble que una galleta salada tenga jarabe de maíz”, indicó el titular de esta dependencia.

El jarabe de maíz se absorbe en el tramo del intestino delgado, se va directo al hígado y se convierte en grasa”, explicó.

De igual forma, dijo que la Profeco no puede retirar del mercado los productos con fructuosa debido a que este no está prohibido en el país. Sin embargo, indicó que están a la espera de una nueva norma de etiquetado en donde se enlisten los ingredientes utilizados.

En ese sentido, destacó que el problema no es que este ingrediente se utilce, pero es de suma importancia que las empresas informen al consumidor sobre los niveles de contenido de fructuosa en los productos, ya que la norma señala que el compuesto sea incluido en el apartado “azúcares”, con lo que se oculta que hay fructuosa.

Asimismo, explicó que el 90% de la etiquetada “azúcares” se refiere al jarabe de maíz.

Fuente: Debate

Comments

comments