Standard & Poor’s redujo la calificación soberana de México a dos escalones arriba del grado de inversión al prever un impacto pronunciado sobre la economía debido al impacto del Covid-19.

Standard & Poor’s redujo la calificación soberana de México a dos escalones arriba del grado de inversión al prever un impacto pronunciado sobre la economía debido al impacto de Covid-19. La perspectiva se mantiene negativa.

La calificadora de riesgos crediticio considera los efectos de la pandemia en Estados Unidos, su principal socio comercial y de la caída en los precios internacionales del petróleo.

La calificadora mantuvo la perspectiva como negativa, donde la puso desde hace un año, lo que significa que existe el riesgo de otra baja en un periodo de 12 a 24 meses, como resultado de una ejecución de políticas irregular o no efectiva.

Asimismo, sigue siendo negativa por el potencial debilitamiento de las finanzas públicas, debido al difícil balance entre sostener el crecimiento del PIB dada la baja base tributaria no petrolera del país y la rigidez en el gasto, y la creciente presión sobre Pemex, un potencial pasivo contingente para el soberano.

S&P explicó que los shocks por el Covid-19, aunque temporales, empeorarán la ya débil dinámica crecimiento proyectada para 2020-2023, lo que refleja, en parte, menor confianza del sector privado y el poco dinamismo de la inversión.

Destacó que el débil perfil financiero de Pemex es ahora más vulnerable en medio de la baja en los precios del petróleo y su dependencia de la inversión del gobierno.

Fuente: El Sol de México