Tapan los canales malolientes con arena para evitar dar una mala imagen a los turistas en estas vacaciones de verano.

A dos días de que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) calificara como no aptas cinco playas de Acapulco por exceso de enterococos faecalis, personal de la Promotora y Administradora de Playas en Acapulco realizaron el taponamiento de las desembocaduras de los cauces y canales pluviales que llegan a las playas de Acapulco, para evitar que los líquidos que bajan desde las partes altas de la ciudad llegue hasta el mar ocasionando mala imagen para los vacacionistas.

Con el apoyo de maquinaria pesada, la mañana de ayer los empleados estatales acudieron a la desembocadura de la playa Papagayo, a la altura de la Plaza Politécnica, en donde yacía una gran cantidad de agua pluvial estancada, la cual es arrastrada cada temporada de lluvias desde la parte alta del municipio.

Los trabajadores lograron tapar a la vista de cualquier persona el líquido mal oliente, evitando con ello que los vacacionistas ingresaran a él, como en ocasiones pasadas se ha observado a niños jugando ahí dentro.

Cabe mencionar que autoridades de Salud del gobierno del estado han informado que el anuncio de la Cofepris se debió a que con la llegada de las lluvias una gran cantidad de desechos fueron arrastrados por los canales hasta las playas, lo cual incremento la contaminación y por ende el análisis bacteriológico salió alto.

De acuerdo con prestadores de servicios turísticos, la medida tomada por la dependencia no es de gran apoyo; señalan que con la primera lluvia fuerte que caiga la arena será retirada de forma natural por las aguas que bajan por ese lugar, y dejarán nuevamente un mal panorama.

Fuente: El Sol de México

Comments

comments