El ensayo, que todavía no tiene resultados finales, mostró que el tiempo de recuperación para los pacientes que recibieron remdesivir se redujo de 15 a 11 días.

El uso del medicamento remdesivir en pacientes enfermos de COVID-19 reduce hasta cuatro días las hospitalización de pacientes, según los resultados del primer gran ensayo realizado por un grupo de investigadores.

El remdesivir es usado en el tratamiento contra el ébola y ha dado buenos resultados en Estados Unidos contra el COVID-19, acelerando la curación de los enfermos, pero sin reducir significativamente la tasa de mortalidad.

El ensayo, que todavía no tiene resultados finales, mostró que el tiempo de recuperación para los pacientes que recibieron remdesivir se redujo en cuatro días: de 15 a 11 días aproximadamente.

De acuerdo con los resultados preliminares de la investigación, publicados en New England Journal of Medicine, “dada la alta mortalidad a pesar del uso de remdesivir, es probable que el medicamento antiviral sea más efectivo en combinación con otros tratamientos para COVID-19”.

“Nuestros hallazgos resaltan la necesidad de identificar los casos de COVID-19 y comenzar el tratamiento antiviral antes de que la enfermedad pulmonar progrese para requerir ventilación mecánica”, escribieron los investigadores.

Indicaron que los resultados preliminares de este ensayo sugieren que el remdesivir fue superior al placebo en el tratamiento de pacientes hospitalizados por coronavirus, pero no fue una cura y tampoco actuó rápidamente.

El equipo de investigadores evaluó a 1,063 pacientes y hallaron que quienes recibieron un tratamiento con placebo tardaron 15 días en promedio en recuperarse y a quienes se les dio remdesivir un promedio de 11 días.

El 7% de los pacientes que recibieron remdesivir murieron, en comparación con el 11.9% que recibió placebo, según los resultados preliminares de la investigación.

“Estos hallazgos preliminares respaldan el uso de remdesivir para pacientes que están hospitalizados con COVID-19 y requieren terapia de oxígeno suplementaria”, escribieron los investigadores, dirigidos por un equipo del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EU.

Esta es la primera terapia que demostró cierta eficacia frente al COVID-19 en un ensayo clínico significativo en Estados Unidos, con más de mil pacientes, quienes redujeron su tiempo de recuperación.

El Instituto informó que ya inició un ensayo que compara remdesivir solo con remdesivir combinado con el medicamento antiinflamatorio baricitinib, utilizado para tratar la artritis reumatoide.

El estudio aún está en curso. “Nuestro informe preliminar está destinado a ayudar a informar a los médicos que consideran el uso de remdesivir”, escribieron los investigadores.

Con base en el ensayo, la agencia estadounidense del medicamento (FDA) concedió una autorización de emergencia para tratar a pacientes con esa enfermedad.

El 19 de mayo, el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, reveló que tras los primeros ensayos clínicos de aplicación del medicamento remdesivir que se usó en pacientes mexicanos enfermos críticos por COVID-19, éste funcionó y registró un efecto positivo.

“El remdesivir sí funciona en reducir la estancia en una situación clínica critica que requiere ventilación. Se tiene que hacer ver que en ese grupo de pacientes, que es el que más nos llama la necesidad, que están en posibilidad de morir… se logró que se acortará en dos o tres días (la estancia crítica)”.

fuente: Animal Político