Bernie Sanders fue uno de los primeros en rechazar públicamente la propuesta de Trump al asegurar que “los estadounidenses están cansados de su autoritarismo, sus mentiras, su racismo”.

El presidente Donald Trump sugirió la posibilidad de aplazar las elecciones presidenciales en Estados Unidos previstas para el próximo mes de noviembre bajo el argumento de que existe un riesgo de que sean “imprecisas y fraudulentas” por el sistema de voto por correo.

“Con el sistema universal de voto por correo (el voto ausente, que es bueno), las de 2020 serán las elecciones más fraudulentas e imprecisas de la historia”, aseguró el mandatario a través de un tuit publicado la mañana de este jueves.

Agregó que las presidenciales, en las cuales pretende conseguir la reelección, serían una gran vergüenza para Estados Unidos, por lo que se atrevió a plantear “¿Un aplazamiento de las elecciones hasta que las personas puedan votar de forma adecuada y segura?”.

La sugerencia de Trump generó objeciones inmediatas por parte de los demócratas. Además, con su mensaje, no quedó claro si el mandatario hablaba en serio o si una decisión así necesitaría de una acción por parte del Congreso, que tiene el poder de fijar el calendario electoral.

La medida del voto por correo se ha implementado en varios estados de EU como opción para facilitar el proceso ante las preocupaciones de salud pública por la pandemia Covid-19. A pesar de no existir evidencia sobre el posible fraude, el presidente se ha posicionado en contra del voto por correo desde hace meses.

No obstante, su sugerencia de aplazar el sufragio no tiene precedentes en la historia reciente. En Estados Unidos, la fecha de las elecciones presidenciales queda fijada siempre para el primer martes de la primera semana completa del mes de noviembre.

El mensaje de Trump llega después de que haya sembrado las dudas sobre la validez del voto por correo y en un momento en el que país está completamente marcado por la pandemia de coronavirus, que deja más de 4,4 millones de personas contagiadas y más de 150 mil víctimas mortales en EU.

Los demócratas, incluido su aspirante presidencial potencial Joe Biden, ya han puesto en marcha preparativos para proteger a los votantes y los comicios por temor a que Trump intente interferir en la elección.

El senador por Vermont, Bernie Sanders fue uno de los primeros en rechazar públicamente la propuesta de Trump. Aseguró que “los estadounidenses están cansados de su autoritarismo, sus mentiras, su racismo”.

“El 3 de noviembre de 2020 prevalecerá la democracia y terminará su desastrosa presidencia”.


“Un presidente en ejercicio está esparciendo mentiras y sugiriendo aplazar la elección para mantenerse en el poder“, dijo el legislador demócrata Dan Kildee en Twitter.

Fuente : Aristegui noticias